Con la última versión de Ubuntu, también me llegó el momento de actualizar algunos equipos que llevaban una buena tirada sin ser actualizados, uno de ellos con una ATI Radeon Xpress 200.

No pocos fueron los problemas que me encontré para hacer andar la gráfica, así que comparto con vosotros la solución a lo que tantos rompederos de cabeza me dio. El fallo en cuestión consiste en una pantalla negra con una especie de "lluvia" de diversos colores repartida por la pantalla nada mas iniciar las X.

Según estuve leyendo, estos modelos de gráficas (me refiero a las Xpress y alguna otra) tienen cierto problema con el renderizado en pantalla, lo que hace que muestre dicho error. Curiosamente en Dapper no me pasaba, pero en versiones posteriores aparece este fallo.

La solución pasa por añadir la siguiente línea a nuestro /etx/X11/xorg.conf dentro de la sección "Device" que es la que se encarga de la configuración de nuestra gráfica:

Option "DRI" "off"

Con ello desactivamos el "Direct Rendering Infraestructure" y podremos disfrutar del driver libre.

Realmente el problema es mucho mas extenso y puede solucionarse de otras maneras, aunque ésta es la única que a mi me funcionó. Podéis echar un vistazo a otras soluciones y a una información mas extensa en este enlace.

Los comentarios no están permitidos.